PotterWrite

La historia continúa

Fanfic: NAVIDADES EN HOGWARTS

17640_hero_fiennes-tiffin_01Los Fanfics generalmente abordan partes desconocidas de la vida de Harry, Ron, Hermnione y hasta Draco. Algunos capítulos de la vida de Lord Voldemort, pero he visto muy pocos que realmente se dediquen al niño traumado que fue Tom Riddle.

De esta forma decidí hacer este Fanfic, que retrata, en mi idea, cómo habría sido la primera Navidad en Hogwarts del futuro Señor Tenebroso una vez que supo quién era realmente. Espero sus comentarios y que lo disfruten.

NAVIDADES EN HOGWARTS

por Ernesto Guerra (@ernestoguerra21)

Tom Riddle recién había descubierto que no estaba solo en el mundo. Su vida hasta los 11 años la había pasado encerrado en un orfanato tétrico, lleno de mugrosos muggles —palabra recién aprendida— que no mostraron ni el más mínimo respeto hacia su condición sobrenatural.

La visita del profesor Dumbledore fue la luz que había esperado durante tanto tiempo. Algo en su interior siempre estuvo claro de que no pertenecía al mundo simple.

Ahora que la guerra había terminado Tom estaba asqueado de la felicidad que rodeaba el mundo.

En el poco tiempo que había pasado en Hogwarts se dedicó a consultar varios libros de la Sección Prohibida y lo que allí encontró era fascinante. Se contaban increíbles historias de un mago llamado Salazar Slytherin, un mago de ideales verdaderamente fascinantes, a los ojos de Tom.

—Ahí estás —le habló una voz familiar.

Tom se encontraba parado en el puente cercano al castillo, observando la llanura que rodeaba a Hogwarts y, más allá, los àrboles del Bosque Prohibido, luciendo un traje de nieve.

—Profesor Slughorn —dijo Tom, forzando una sonrisa. El maestro de Pociones, por alguna razón, poseía cierto afecto por él, y no le quedaba más remedio que fingirse recíproco.

En ese instante cayó un copo de nieve en la cabellera lacia del joven mago.

—No es preciosa la Navidad?

—Nunca me ha parecido nada especial. Era para nosotros en el Orfanato otro recordatorio de nuestra miseria.

»En esa época traían una rama de pino, la adornaban con juguetes viejos y le colocaban un ridículo bombillo en la copa.

—Un espectáculo bellísimo, supongo, los muggles son muy creativos.

Tom hizo un gesto de repulsión.

—Era patético —dijo.

El profesor Slughorn sonrió cortésmente y luego dijo:

—Te tengo un regalo —hizo un gesto y apareció entre sus manos un paquete forrado de verde y plateado—. Es un recuerdo, de mi parte y de Slytherin, tu casa.

Tom sonrió amargamente. Odiaba los regalos. Le parecía que los demás se lo daban por lástima o por caridad. También detestaba la caridad.

Tras agradecer a Slughorn abrió el presente sin mucha prisa. Ante él, quedó un libro de tapas gastadas, de cuero, ribeteadas en plata. Luego leyó su título:

«Cuatro ilustres familias de la magia»

—Sé cuánto valoras a los fundadores de la escuela, principalmente a Salazar Slytherin. En ese libro hay un detallado árbol genealógico de cada uno de ellos.

Aunque no podía aceptarlo, Tom sintió felicidad.

—Veo que te he alegrado —dijo Slughorn poniendo una mano en el hombro del muchacho.

—No estoy acostumbrado a recibir regalos, profesor. Ahora no tengo como corresponderle.

—¡Ah! —exclamó Slughorn satisfecho—, no tienes que hacerlo. Si quieres complacerme asiste a la cena navideña que daré esta noche.

—Estoy un poco indispuesto, profesor.

—Tom, Tom, Tom —habló Slughorn y miró a su interlocutor como si se tratara de un hijo—. Es un día de celebración. ¡Alégrate!

—¿Y sabe usted qué celebramos?

—Los muggles celebran el nacimiento de Jesús. Nosotros nos acogemos a esa celebración.

Tom sonrió melancólicamente y vio a Slughorn retirarse con su andar gracioso. Hojeó el libro hasta la página que le interesaba: «Posibles descendientes de Salazar Slytherin». Recorrió la vista hasta la última rama del árbol, donde el nombre de una familia saltó a la vista: Gaunt. Cerró el libro, satisfecho con su primer regalo de Navidad.

«Llegará el día en que haya un mago tan poderoso que la celebración de Navidad quede olvidada. Los muggles asumirán la tradición mágica y se someterán al júbilo por el nacimiento de ese mago. Será el día que solo exista sangre pura, como quería Salazar».

Tom quedó absorto en sus pensamientos y, sin saber que estaba creando su destino, se perdió entre las áreas del castillo de Hogwarts.

Anuncios

Acerca de Ernesto Guerra

De Cuba y pa'l mundo: Intento de escritor; periodista, geek, adicto a Internet. ¡Viva el software libre!

Un comentario el “Fanfic: NAVIDADES EN HOGWARTS

  1. Ernie
    diciembre 25, 2012

    Reblogged this on Auror Latino and commented:

    Fanfic Navideño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 25, 2012 por en Ernesto Guerra, Fanfic y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: