PotterWrite

La historia continúa

Harry Potter: Perdido en el tiempo, capítulo 4

                                    El Viaje

A las ocho de la mañana Ron se despertó muy nervioso, se levanto, fue a la cocina y se preparo unas tostadas.

Cuando dieron las ocho y media Harry y Ron se encontraban en el ministerio con Hermione.

-Insisto en que me dejen ir con ustedes- replico Hermione.

-Ya te explique Hermione, la misión nos la otorgo Kingsley a Harry y a mi- respondió Ron.

-No puedo creer que Kingsley no me deje acompañarlos-dijo muy enojada.

–Mira Hermione estoy seguro de que nos serias de gran ayuda y quizás mas adelante nos acompañes pero ahora……..no-opino Harry que no había hablado mucho desde que se encontró con Ron y Hermione.

Al igual que Ron se sentía nervioso, no podía dejar de pensar en cuando era joven, en la batalla por Hogwarts contra Voldemort. Voldemort, la persona por la cual Harry y Teddy Lupin habían sido huérfanos, la persona por la cual su mejor amigo y sus cuñados perdieron a su hermano. Tampoco podría evitar pensar en que todos esos ataques en Alemania podrían ser una obra de un nuevo mago oscuro.

-¡Harry, ¿estas bien?!-  le grito Hermione al ver que Harry tenia la mirada perdida.

-Si estoy bien, solo pensaba- le dijo Harry.

-Me encantaría saber en que piensas Harry-bromeo Ron-creo que ya es hora de vernos con Kingsley, ¿vamos?

-Si, vamos-le contesto Harry.

Se despidieron en Hermione y se encaminaron a los ascensores.

Cuando llegaron a la oficina de Trasladores como se lo imaginaban Kingsley ya estaba ahí. Lo saludaron y entraron en una pequeña oficina donde había una mujer no muy alta de cabello negro detrás de un escritorio donde había encima una lata de comida que por supuesto era el Traslador.

-Buenos días Ministro, tienen un minuto-  agitó su varita y delante de ellos apareció algo que parecía un cronometro.

-Supongo que ya tienen sus cosas listas-les dijo el Ministro.

-Si, aquí-dijo Harry mostrándole al Ministro el monedero de Hermione.

-Bueno, prepárense, nos vemos en una semana y por cierto aquí tienen un mapa de Alemania y lugares donde habita la magia- y les entrego un pergamino muy bien doblado.

-Veinte segundos- les aviso la mujer.

Harry y Ron tocaron la lata y desaparecieron. Vieron desde arriba como volaban por Europa cuando lograron poner los pies en la tierra estaban en un bosque.

No sabían que hacer, ahora que lo pensaban se dieron cuenta de que Kingsley no les había dado mucha información, ni siquiera les había dicho como iban a volver.

Lo único que se les ocurrió fue poner la tienda y al siguiente día investigar, y eso hicieron. Claro, pusieron hechizos protectores antes.

Mientras ponían la tienda escucharon un ruido que provenía de afuera:

-Se oyen como pisadas-dijo Ron.

-Quizás sea un animal- le respondió Harry.

-¿No crees que seria mejor salir y ver que hay?- sugirió Ron

-Pues, si es una persona no debería vernos, ya sabes, por los hechizos-lo contradijo Harry.

-¿Y si es un mago oscuro?-dijo Ron al escuchar el sonido aun mas fuerte.

-Bueno, saldremos, ten tu varita lista y toma una de las de repuesto-le dijo Harry a Ron.

Cuando salieron solo veían el bosque y ya no veían la tienda debido a que habían salido de los hechizos. Pero detrás de un árbol estaba un anciano que al verlos sonrió y les dijo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 18, 2012 por en Fanfic, Luis Gerardo Estrada y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: